Friday, August 6, 2010

Breve Historia de Catalunya

Esta región de España se establece como Comunidad Autónoma el 18 del diciembre de 1979. En esto es similar a otras comunidades autonómicas españolas, pero en realidad las cosas son bastante diferentes en Cataluña (Catalunya en catalán). Está reconocida esta región como una “nacionalidad histórica”, o sea, como una de las comunidades autónomas cuya identidad colectiva, lingüística y/o cultural la diferencia del resto del estado español. La constitución española se refiere a ese país como una “nación de naciones”. Cataluña es, por lo tanto, una nación dentro de la nación española.

A lo largo de su historia Cataluña ha sido invadida por diversos pueblos que han ido formando lo que hoy son su tierra y sus gentes. Entre estos, los iberos y los celtas los más representativos, pero también hay mencionar a griegos, cartagineses, romanos, suevos, vándalos, alanos, visigodos, godos, árabes, bereberes, etc.

A la colonización griega le sucedó la romana, que fue más duradera. Como en el resto de la Península Ibérica, Roma dominó lo que hoy es Cataluña por seis siglos y sentó sus fundamentos culturales. Las invasiones visigodas y árabes no fueron tan influyentes, aunque los conflictos entre los francos, pobladores de la Francia medieval, y los musulmanes llegaron a despertar un sentimiento de identidad en Cataluña. El rey de los francos, el emperador Carlomagno, estableció en Cataluña la llamada “Marca Hispana” para la defensa del Imperio y fue entonces cuando empiezan a surgir los rasgos especiales de la región. La unión de los diversos condados catalanes anticipó, aunque todavía no de forma definitiva, lo que con el tiempo llegaría a ser una nueva comunidad cultural y política.

Después del año 986, cuando los reyes franceses dejaron de apoyar la resistencia frente a los musulmanes, Cataluña asumió su propia identidad y afirmó su independencia ante Francia.

Una figura sobresale entre los numerosos señores feudales catalanes: Ramón Berenguer IV. Al casarse con la heredera del trono del Reino de Aragón, Berenguer unió las dos regiones, Cataluña y Aragón, bajo el mismo cetro. Sin embargo, no se trató más que de una unión dinástica, pues los dos pueblos mantuvieron sus propias instituciones y su propia lengua. Ambos territorios eran fieles al mismo soberano, que era rey de Aragón y conde de Barcelona en Cataluña. Lo cierto es que en parte como consecuencia de esta unión Cataluña abandonó su política transpirenaica y la dirigió hacia los otros pueblos de la península Ibérica.

La subsiguiente historia de Cataluña está, por tanto, unida a la del Reino de Aragón y, tras la unión de Aragón y Castilla, a la historia de España. Cabe notar que se trata de una historia no siempre armoniosa. Así, entre 1641 y 1652, Cataluña se separa de la corona española y reconoce la soberanía del rey francés, Luis XIII. Esta situación termina pasa por un conflicto armado. Como resultado, Cataluña pierde definitivamente parte se su territorio al estado francés. El posterior encaje de Cataluña dentro del estado español también será un tema conflictivo durante la invasión francesa de la Península por la fuerzas de Napoleón y luego durante la Segunda República (1931-36), la Guerra Civil (1936-39), la dictadura franquista (1939-75) y la transición a la democracia (1975-1982). Hoy día cerca de un 25% de los catalanes favorecen la independencia de su nación del estado español.


FUENTES CONSULTADAS
  1. http://www.sispain.org/spanish/politics/autonomo/cataloni/cathis.html
  2. http://es.wikipedia.org/wiki/Nacionalidad_histórica
  3. http://www.spain-2.com/cataluna/catalunya_historia.html
  4. http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_Cataluña
  5. http://piera.portaldetuciudad.com/es-es/noticias/uno-de-cada-cuatro-catalanes-quiere-la-independencia-piera-006_1_3_117114_60.html

No comments:

Post a Comment

Post a Comment